La rutina de limpieza ideal

tocador cuidado facial

 

Si queremos que nuestra cara tenga el mejor aspecto debemos tener una rutina de limpieza facial diaria. Pero tenemos que tener en cuenta que no todas las pieles reaccionan igual ante los cosméticos.

La limpieza del rostro es el punto de partida para tener un aspecto envidiable. Pero el elegir el mejor limpiador facial no es una tarea fácil porque existen numerosos formatos y posibilidades que cada día van en aumento.

Vamos a enumerar según el tipo de la piel del rostro:

Piel mixta con zona t problemática y mejillas deshidratadas.

Se necesita algo ni demasiado fuerte ni demasiado suave, es un punto medio que suele conseguirse con las espumas.

Estas ni son tan agresivas como los jabones y no dejan ni rastro del sebo. Incluyen en sus ingredientes calmantes, para contrarrestar la sensibilización.

Piel seca y apagada

El principal enemigo es el agua, cuando aclaras el limpiador te llevas al secarte la sensación de confort y se impone la tirantez. Lo mejor es utilizar agua micelar, ya que no necesita aclarado y no requiere que frotes para eliminar la suciedad.

Piel brillante

No debes usar jabones anti acné, contienen activos demasiado fuertes que harán que aparezcan desequilibrios. Lo mejor es usar limpiadores en gel o leche con activos purificantes.

Sensible y enrojecida

La barrera protectora de tu piel está dañada, eso hace que se produzcan irritaciones con cualquier producto que te apliques. Debes probar aceites calmantes o cremas con lipoaminoácidos.

 

Esta entrada fue publicada en Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.