Mesoterapia para eliminar la grasa

La mesoterapia es una técnica de medicina alternativa inventada en 1952 por el médico francés Michel Pistor.

Es un tratamiento cosmético médico no quirúrgico. La mesoterapia emplea múltiples inyecciones de medicamentos farmacéuticos y homeopáticos, extractos de plantas, vitaminas y otros ingredientes en la grasa subcutánea.

Las inyecciones de mesoterapia tienen como objetivo destruir las células grasas adiposas, al parecer mediante la inducción de lipólisis.

Introduce pequeñas cantidades de medicamentos homeopáticos, productos farmacéuticos tradicionales, vitaminas, minerales y aminoácidos en la piel para tratar una gran variedad de dolencias. Todos los medicamentos son seleccionados por especialistas según la condición que se vaya a tratar.

Cualquier medicamento que se inyecta en la piel, la grasa o tejidos del mesodermo se considera mesoterapia.

La mesoterapia se utiliza como un medio de cuidado personal de la belleza, para buscar un auténtico remedio para mantenerse con una silueta totalmente perfecta, libre de hinchazón, de celulitis, etc.

Cada especialista tendrá la responsabilidad de estudiar a cada paciente para averiguar su estado y saber qué es lo que necesita. Después tendrá que buscar las combinaciones adecuadas y lograr el resultado buscado.

La mesoterapia permite activar la circulación sanguínea y promover el movimiento de las grasas acumuladas en las capas más internas de la piel, reduciendo volumen de una manera efectiva, consiguiendo el adelgazamiento deseado junto con una dieta adecuada.

En cuanto a temas de salud, este tratamiento también te ayudará a terminar con la mala circulación en las piernas, con los problemas de inflamación en las extremidades, con los problemas y desarreglos linfáticos y podrá arreglar problemas de varices. Algunas personas también utilizan este tratamiento para terminar con la flacidez del rostro, ya que tras la inyección las sustancias medicinales actuarán de forma inmediata tan sólo en la zona donde se necesite, creando el auténtico remedio para salvar tu piel y su textura.

Este tratamiento no produce efectos secundarios de importancia, aunque si podrá presenciar la zona ligeramente enrojecida e inflamada, pudiendo presentar dolor en las primeras horas, mostrándose pequeños cardenales y hematomas.

Las sustancias que el cuerpo elimina junto con la grasa sobrante son diluidas, trasportándose de una forma natural por el torrente sanguíneo hasta los riñones y siendo expulsadas a través de la orina.

La mayoría de las personas pueden realizarse el tratamiento, aunque hay excepciones tales como los casos de mujeres que se encuentren embarazadas o estén en periodos de lactancia y todas aquellas personas que tengan problemas de coagulación , problemas cardiacos, infecciones, diabetes, diversos tipos de cáncer y sida. Las personas que tengan alergia o muestren sensibilidad a las anestesias tampoco se podrán tratar con esta técnica, salvo en el caso que se decida no ponerse anestesia para la infiltración.

La duración del tratamiento dependerá de la complejidad del mismo así como de las necesidades de cada paciente.

Los resultados suelen empezar a verse a partir del primer mes aunque a veces puede notarse desde la primera sesión.

 

Esta entrada fue publicada en Conceptos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *