Principio activo, un buen masaje.

Todas las cremas de uso estético, que se precien de serlas, necesitan un masaje para que su penetración dérmica sea buena. Una buena crema con unos buenos principios activos una formula cuidada necesita de unas buenas manos y un poco de tiempo, para que todo lo que ella tiene y el efecto que queremos conseguir a través de esta crema sea el adecuado.

El masaje tiene varias funciones a la hora de la aplicación de la crema.

-La primera es la extensión adecuada de la crema por toda la superficie, sin dejar  zonas sin crema, cubriendo bien la superficie a tratar.

-La segunda es la penetración por medio de la fricción, esta genera calor, los poros se dilatan y se mejora la penetración de la crema.

-La tercera, es que al generarse calor, se produce una vasodilatación con una aporte extra de oxigeno, lo que nutre la piel desde dentro, mejorando todas las funciones metabólicas de esta zona, las células mejoran la nutrición y con este fin se mejora toda la estructura de la piel, por lo que estamos trabajando desde el interior, con los efectos de nuestra manipulación exterior.

-La cuarta función que proporcionamos es la de efecto lifting, ya que al trabajar la piel de manera ascendente, contrarrestamos los efectos de la gravedad  terrestre que todo lo atrae, por lo que con el masaje, hacemos el efecto contrario llevando la piel hacia arriba.

 

Por lo tanto con un masaje conseguimos oxigenar la piel, aumentar el poder de penetración, mejorar su capacidad de nutrición, elevar la musculatura mejorando las facciones.

 

Desde KOKEN, recomendamos que todas nuestras cremas se apliquen realizando un buen masaje, ya que tus manos como profesional, le ponen este trato amable, ése principio activo que no se puede envasar, somos un equipo.

 

Una buena crema sin un buen masaje no es tan efectiva, ni tan buena, así que necesitamos tus manos para hacer de nuestro producto algo excepcional.

 

 

Publicado en Conceptos |

Ácido salicílico

El ácido salicílico es un beta-hidroxiácido (BHA) cristalino que se obtiene de la corteza del sauce. Es muy apreciado en cosmética, ya que es un peeling que limpia y exfolia superficialmente la piel, sobre todo las grasas, las que sufren acné y pieles puntos negros.

 

En pieles secas con muchos puntos negros en zona de barbilla, nariz y frente se utiliza solamente en estas áreas, ya que el resto de la piel es muy sensible y el ácido le produciría reacciones desagradables. En cosmética se utilizan productos con ácido salicílico en concentraciones que van entre el 0.5 y el 2%, se utilizaran en más o menos concentración en relación a la piel que queremos tratar, es decir, una piel acneica con mucha grasa; Con granos grandes utilizaremos la concentración más alta, para pieles secas con puntos negros localizados en frente, mentón y nariz el que utilizaremos será el de concentración baja.

 

Es un peeling químico por lo que necesita un tiempo de exposición en el rostro para que realice su función, que estará siempre indicado en el envase del producto que utilice. Las concentraciones del 0.5% son las que se ponen en las lociones y cosméticos de uso personal, las concentraciones más altas son las que se usan en centros de belleza o en presentaciones farmacéuticas (recetadas por un dermatólogo/a).

 

El ácido salicílico, tiene los siguientes efectos sobre la piel:

  • Desprende las células viejas de la piel, mejorando la renovación cutánea.
  • Llega con facilidad dentro de los poros obstruidos y desprende los comedones de dentro del poro, limpiándolo con eficacia y al mismo tiempo desinfectando la zona, evitando la proliferación de bacterias.
  • Alisa la superficie de la piel.
  • Evita la proliferación de bacterias, sobre todo en acné en adultos, este tipo de acné está muy asociado a la profesión que se ejerce. (Cocineros, mecánicos…) que trabajan con grasas y calor, son propensos a este tipo de patología.
  • Puede producir ardor en la piel, picazón y escozor, cuando se aplica, se suaviza con una crema suave hidratante adaptada a su tipo de piel.
  • El uso continuado de este tipo de ácido reseca mucho la piel.

 

El ácido salicílico es un ácido queratinico, por lo que también va muy bien para rebajar zonas muy engrosadas de piel, que se quieran suavizar, talones, codos y en ciertas patologías de la piel, en la que se necesite suavizar la zona y dejarla preparada para la administración de pomadas farmacéuticas. Este tipo de peeling, no se puede administrar, junto a otros salicilatos, no tópicamente ni por vía oral, hay que preguntar siempre a nuestros clientes que tipo de medicamentos toma, para no tener una reacción desagradable.

 

 

Publicado en Conceptos |