Alantoína

La alantoína es conocida desde hace años por su acción terapéutica sobre la piel.Se encuentra en muchos animales y plantas. Está compuesta por dos moléculas de urea. Posee interesantes propiedades sobre la piel. Es un cicatrizante natural y ayuda a desprenderse de las células muertas, acelerando el crecimiento de tejido sano y mejorando, además, su hidratación.

 

La alantoína promueve la regeneración celular en pieles expuestas y debilitadas por factores ambientales y mantiene la salud de la piel del rostro y del cuerpo, protegiéndola. La adición de alantoína en lociones y cremas de manos elimina rojeces y grietas y deja las manos suaves y tersas.

 

La alantoína se encuentra en la raíz de consuelda, una planta cuyos efectos cicatrizantes y regeneradores ya eran conocidos por los griegos, y es en gran medida la responsable de dichos efectos regeneradores. Podemos encontrar esta sustancia en el Aloe vera y en la baba de caracol, desde donde también ejerce los mismos beneficiosos efectos.

Es una substancia no tóxica, no irritante y no alergénica, y su uso como agente protector de la piel es seguro.

 

Es blanca e inodora, la alantoína también se obtiene de forma sintética como un polvo cristalino blanco, prácticamente inodoro. Su contribución a la protección y cuidado de la piel ha sido fundamental.

 

Gran eficacia, el mecanismo de acción de la alantoína no es bien conocido. Se supone que sus efectos son debidos a que estimula la leucocitosis (aumento de glóbulos blancos) en la zona de aplicación, lo que mejora la circulación del líquido linfático.

Sus principales propiedades son las siguientes:

 

Promueve y acelera la proliferación celular: Con pocas aplicaciones mejora la regeneración cutánea y el estado de la piel que ha sufrido deterioro superficial. Irritaciones, rojeces, grietas y otras sensaciones desagradables desaparecen.

 

Acción queratolítica: La alantoína interacciona con la queratina cutánea reduciendo el espesor del estrato córneo cuando muestra un engrosamiento anormal. Por este motivo su aplicación sobre la piel del rostro y del cuerpo deja una sensación de piel suave, tersa y saludable.

 

Efecto calmante e hidratante: Gracias a que aumenta el contenido de agua de la piel reduce las irritaciones y rojeces.

 

Es un principio activo muy adecuado para bálsamos para después del afeitado, para pieles especialmente sensibles o para bebés y niños. Se incluye en varios tipos de cremas y lociones  faciales, corporales y post-solares. También protege especialmente la piel en lápices de labios, desodorantes y filtros solares. Además, su marcada acción queratolítica sirve para combatir la caspa, reduciendo y descomponiendo las partículas grandes de células muertas visibles. También se usa frecuentemente en productos de higiene oral para proteger las mucosas.

 

 

Publicado en Conceptos | Etiquetado |

La cola de caballo

Planta clásica de la fitoterapia, posee un gran poder desintoxicante por su efecto diurético, que es de la forma en la que todos conocemos esta planta, pero la cola de caballo tiene otras propiedades muy interesantes que hacen que sea una planta con muchas propiedades.

 

Su mejor virtud es que trabaja y actúa en todo el organismo, independientemente del uso predeterminado para la que la utilicemos, es una planta holística y reequilibra todo el organismo.

 

Tiene una gran concentración de sales minerales que se asimilan muy bien por el organismo, esta planta, que junto a las sales, tiene un buen equilibrio con flavonoides, saponosidos y alcaloides que hacen que sea tan fácil su asimilación.

 

Empezamos destacando su gran poder remineralizante, por lo que lo tendremos muy en cuenta en procesos degenerativos y sobre todo para prevenirlos, protege el sistema conjuntivo actuando como regenerador y antiinflamatorio, en tendiditis y artritis entre otros.

 

Es rica en silicio, beneficioso para la piel, el pelo, las uñas, tejido conjuntivo y musculatura en general. Para los niños en periodo de crecimiento, también es un buen aliado ayudando a su correcta salud corporal.

Entre otros minerales podemos encontrar, hierro, potasio, sílice y manganeso, si utilizamos la cola de caballo como protector del sistema musculo esquelético, la dosis debe ser pequeña, ya que al tener un gran poder diurético, tomaremos la mitad de la dosis que tomaríamos si la quisiéramos para depurar.

 

Si tenemos colesterol, nos va ayudar a mantenerlo constante. Si estamos adelgazando, la cola de caballo nos proporciona minerales, ayuda a eliminar líquidos y controla la grasa en nuestro organismo para que este la elimine por la orina o las heces. Si la queremos utilizar para desintoxicar el organismo, eliminar líquidos y adelgazar la tomaremos durante un periodo corto de tiempo haciendo descansos y vigilando la tensión arterial.

 

Tiene propiedades hemostáticas y anticoagulantes, además de proteger la elasticidad de arterias y venas por lo que nos va a ir muy bien para mejorar la circulación sanguínea y venosa.

 

 

Otra propiedad de la cola de caballo es que nos ayuda a controlar el sudor, podemos hacer una infusión y aplicar luego en pies, axilas. Para los cabellos grasos aclarar el pelo con una infusión de cola de caballo con romero, nos proporcionara brillo a el pelo y controlaran el exceso de sebo y caspa.

 

En heridas abiertas podemos aplicar la cola de caballo para ayudar en la cicatrización.

No se le conocen contraindicaciones pero si se sufre de estreñimiento es mejor tomar dosis muy pequeñas de cola de caballo pues es un poco astringente. En las dosis justas es una planta que nos proporciona vitalidad, nos depura, remineraliza, controla el colesterol y nos mejora la circulación sanguínea.

 

 

Publicado en Conceptos | Etiquetado |