La celulitis de manera holística.

En el tratamiento de la celulitis y sobre peso en los centros de estética se van incluyendo terapias holísticas, para el tratamiento de estos desordenes, que no son médicos al 100%.

Cuando hablamos de sobre pero estamos hablando de esos kilitos de más o de esas zonas que se resisten a las dietas, estamos hablando de salud pero sobre todo de estética que ese es nuestro campo.

Se introducen terapias como la aromaterapia, las ventosas, el reiki, además de la mesoterapia, cavitación, láser y masajes, se está buscando integrar todo el organismo a nivel físico, energético y mental.

La celulitis es un acumulo de grasa en zonas determinadas del cuerpo por la mala circulación,  acumulo de toxinas, mala alimentación y ropa muy ajustada, que como componente bioenergético, es estancamiento de las emociones  tóxicas que nos impiden avanzar y aceptarnos.

Podemos atacar a esa celulitis por varios frentes, con reiki, para equilibrar su bioenergía o con cualquier terapia energética, que nos guste. Con factores físicos como masajes, mesoterapia, cavitación. Y por último limpieza a nivel orgánico con infusiones de alcachofa, boldo para eliminar toxinas del hígado,  agua con limón para mejorar el metabolismo corporal y eliminar toxinas, cola de caballo para ayudar al riñón y eliminar líquidos estancados y llenos de desperdicios orgánicos.

Alimentarnos de manera natural y equilibrada, evitando los alimentos envasados con pocos conservantes, mucha fruta, verdura y pescado, si se puede, no abusar de la carne, beber mucha agua, dejar el alcohol.

Evitar las prendas de vestir muy apretadas, que no dejen fluir la circulación de retorno venoso, dormir con las piernas un poquito elevadas, hacerse alguna presoterapia o masaje linfático de vez en cuando.

Hacer mucho ejercicio físico, moverse, andar, correr, Pilates con constancia y perseverancia.

Estos consejos no solo son cuando estés haciendo un tratamiento estético sino que sirven para el día a día combinándolo con la aplicación de una buena crema anti celulítica y reafirmarte.

Si quieres disimular de manera efectiva la celulitis o quitarte unos kilitos de encima trata todo tu cuerpo y no solo lo que te molesta, si tratamos solo los síntomas jamás nos quitaremos de encima lo que provoca el desequilibrio corporal que nos afecta.

 

 

Publicado en Tratamientos |

Alfa-Hidroxiácidos

Son ácidos orgánicos, que se extraen de diversas plantas, frutas y alimentos.
Son moléculas hidrosolubles que tienen en su estructura química carbono e hidroxilo.
Los beneficios de estos ácidos son conocidos desde la antigüedad, aunque no se usaban ni se conocían como tales, existen referencias históricas, como Cleopatra bañándose en leche de burra, por sus propiedades, para la conservación de la belleza, la leche es rica en ácido láctico que a la vez es un alfa-hidroxiácido.
Pero realmente los alfa-hidroxiácidos fueron una revolución para su uso cosmético a finales del siglo XX, sobre los años 70. Se empezaron a usar en cosmética cuando vieron como actuaban a nivel dérmico.
Actúan en la epidermis y en la dermis por lo que penetran mucho más que cualquier otro tipo de cosmético, ya que el resto se queda solo en la epidermis, por lo que dejan a la piel en un estado de asimilación profunda de principios activos.

Estos consiguen:
Exfoliar profundamente la piel, eliminando por completo la capa cornea, alisando la misma y eliminando surcos y arrugas.
Renuevan por completo la piel, al eliminar por completo la capa cornea las células nuevas y jóvenes van a ocupar el espacio dejado por las viejas y desvitalizadas.
Hidratan, no resecan ni eliminan el agua de la piel, dejan la que ya existe y le proporciona a la piel la capacidad de captar más agua.

Existen varios tipos de AHA´S cada uno es diferente por su estructura, que varía según los radicales libres que componen dicha estructura, los más conocidos para su uso en cosmética son:

 

Ácido Glicólico, se obtiene de la caña de azúcar, es el más simple de todos y el que mejor penetra. Alisa la piel, exfolia profundamente, suaviza, atenúa las arrugas y unifica el tono.

Ácido Láctico, se obtiene de la leche agria, con propiedades hidratantes. Renueva, ilumina y unifica el tono.

Ácido Málico, se obtiene de las manzanas, un gran reestructurador. Acelera el metabolismo cutáneo.

Ácido Tartárico, se obtiene de las uvas, gran antioxidante. Aclara la piel.

 

Vamos a poner en este lote a otro hidroxiácido pero se trata de un beta-hidroxiácido, se diferencia de los alfa porque este es soluble en grasa, es el ácido salicílico, al ser soluble en grasa, tiene un poder de penetración mayor y va muy bien para zonas muy queratinicas y grasas.

 

 

Publicado en Conceptos |