Lipoláser médico

En las innovaciones médicas para la eliminación de la grasa localizada, hay una novedad que es como la liposucción pero menos agresiva y con menos efectos secundarios.
Se trata del lipoláser médico. La técnica trata de introducir el laser bajo la piel, para derretir las células grasas o licuarlas para que el organismo las elimine.
Es una técnica médica, como la liposucción, que necesita una anestesia, un post y un pre operatorio. Pero al mismo tiempo tiene muy pocas contraindicaciones, se puede hacer vida normal al día siguiente sin problemas, ya que la anestesia es local y las incisiones son mínimas.
La diferencia entre el lipoláser y la liposucción, son en gran medida, que el primero lo que hace es licuar la grasa para que el organismo lo elimine de manera fisiología y el segundo (liposucción) es literalmente succionar la grasa. La recuperación de la primera es inmediata y la recuperación de la segunda cuesta más tiempo ya que hay que hacer reposo unos días, también, en esta última la anestesia es general, por lo que hay que estar por lo menos una noche hospitalizada.

El lipoláser está diseñado para zonas muy pequeñas, con muy poca grasa localizada. Para zonas más amplias, lo mejor es la liposucción.
Sin embargo para aquellas zonas como papada, en pechos muy grandes, brazos que son zonas muy pequeñas que la liposucción no es nada efectiva el lipoláser ofrece grandes ventaja.
Tanto para el lipoláser como para una liposucción acudir siempre a un centro médico estético, donde te hagan un buen estudio de tu problema y te ofrezcan garantías.
Hay lipoláser estético que no tiene nada que ver con el que aquí se describe, es para aplicar por esteticistas y se pone en contacto con la piel. Tarda un poco más en verse los resultados pero para quien no esté dispuesto/a a pasar por un quirófano puede ser una alternativa.

 

Publicado en Conceptos |

Botox

En el mundo de la estética todos hemos oído hablar del botox, pero, ¿Sabemos qué es?

 

Vamos a profundizar un poco más, y preguntarnos qué es y para qué se usa.

 

El botox es una toxina, que produce el botulismo.

Esta toxina botulínica cuando se ingiere afecta directamente al sistema nervioso impidiendo la síntesis de acetilcolina, una sustancia esencial para la contracción de los músculos y también para funciones propias del sistema nervioso parasimpático, que se encarga de funciones complejas de otros órganos.

 

Esta capacidad para producir parálisis, es lo que se aprovecha tanto en medicina como en estética.

En enfermedades neurológicas como, la incontinencia en los parapléjicos, en distonías, en migrañas, la capacidad para paralizar el musculo hace que sea tan útil esta toxina.

Y esa capacidad de paralización muscular, hacen que sea tan preciada en estética para el tratamiento y prevención de las arrugas faciales.

 

El botox ofrece buenas ventajas en el tratamiento de las arrugas de expresión,no necesita cirugía, se aplica de manera ambulatoria y con anestesia local. Se puede aplicar en cualquier época del año. Sus efectos son inmediatos. Tiene una duración de 6 a 8 meses y se puede repetir la operación. Y para finalizar, apenas tiene contraindicaciones.

 

Este tratamiento tiene que ser administrado por un médico especializado, ya que el botox mal colocado puede ser desastroso para la zona donde se aplica dándole un aspecto raro o una expresión facial no deseada durante bastante tiempo.

 

Otra aplicación del botox que está teniendo mucha demanda por su eficacia y rápidez es para la hiperhidrosis (sudor excesivo) de axilas, manos y pies, mejorando la vida de esas personas que padecen este problema.

 

Publicado en Conceptos |