El aceite de germen de trigo

El poder de los aceites vegetales o biológicos en el mercado de la estética no es algo que tengamos que dejar pasar, ya que es cada vez mayor el número de profesionales que optan por productos que no contienen productos químicos o derivados del petróleo. Una de las razones para rechazar su uso es porque lo que hacen estos últimos es dejar una fina capa encima de la piel que evita la evaporación del agua pero que también puede entorpecer que la piel respire, se renueve…

Tenemos una amplia gama de aceites vegetales en el mercado que además de cuidar nuestra piel, nos nutren y proporcionan a nuestro organismo bienestar, ya que las sustancias que estos contienen gracias a la absorción de la piel y que se distribuye por todo nuestro organismo por la acción del masaje que estimula la circulación sanguínea llegando hasta la última célula de nuestro cuerpo.

El aceite de germen de trigo es uno de los más utilizados en el masaje junto al de almendras. Sus propiedades para la piel son inmejorables, sobre todo en aquellas muy secas, envejecidas o con tendencia a la flacidez. Esto es debido en gran medida a su gran cantidad de vitamina E. Esta vitamina es la reina de los antioxidantes, protege a nuestra piel y cuerpo contra los radicales libres y ayuda a la formación de colágeno y elastina, que como todos sabemos colágeno no solo hay en la piel sino también en las articulaciones, ayudando de este modo a todo nuestro cuerpo a luchar contra el envejecimiento prematuro.

La piel está en buen estado de hidratación y suavidad, además de protegida contra la oxidación como nuestras articulaciones. Gracias a su efecto antioxidante también nos protege ante los infartos o enfermedades del corazón, ya que contiene fosfolipidos que luchan contra el colesterol, manteniendo nuestras venas y arterias limpias de grasas.

Evita la coagulación, por lo que favorece la circulación y nos ayuda en el equilibrio de la vitamina A (que es liposoluble) haciendo que nuestra visión no empeore. Otra de sus propiedades es la de mitigar los estados de fatiga intelectual y potenciar la memoria. Por lo tanto podemos decir que el aceite de germen de trigo es anti envejecimiento total.

Aceite de germen de trigo

 

Esta entrada fue publicada en Conceptos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *