Beneficios de las semillas de chía

Las semillas de CHÍA ya están en todas las despensas del mundo, pero… ¿por qué?

Las semillas de chía están repletas de minerales, vitaminas y ácidos grasos que ayudan a nuestro cuerpo a combatir contra la grasa.
Lo que nos encanta de estas nutritivas semillas es que podemos incorporarlas a cualquier comida sin cambiar su sabor, además no contienen gluten, y son ricas en Omega 3, antioxidantes y fibra.

Beneficios que nos aportan las semilla de chía:

  • Ayudan a bajar de peso. Gracias a su fibra, ayudan en el proceso digestivo y controlan el hambre. Las semillas de chía están repletas de fibra por lo que son una buena opción para poner freno a nuestros antojos. Son fáciles de digerir pero crean una sensación de saciedad que nos ayuda a controlarnos para no picar entre horas.
  • Ayudan a mantenerte hidratado. Absorben entre 10-12 veces su peso en agua lo que ayuda a mantenerte bien hidratado.
  • Calman el dolor de las articulaciones. Los ácidos grasos Omega 3 proporcionan propiedades antinflamatorias, por lo que si tomas chía diariamente notarás que se reduce notablemente el dolor de tus articulaciones.
  • Gracias a su alto contenido en fibra y a su alto contenido en proteínas, aumenta la masa muscular y regenera los tejidos.
  • Generan un aporte extra de energía. Contienen el doble de potasio que el plátano y dos veces más la cantidad de proteínas que cualquier verdura.
  • Las semillas de chía ayudan a eliminar líquidos y toxinas, regulan la flora intestinal, previenen la oxidación celular y benefician a otras tantas funciones que nos mantienen bien por dentro y hacen que se note por fuera.
  • Son una fuente saludable de Omega 3.

Tómalas en el desayuno para mantenerte en forma durante todo el día. Puedes añadirlas también en la leche o en los cereales.

Esta entrada fue publicada en Conceptos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *