El óxido de Zinc

 

El óxido de Zinc es una de las maravillas que no debe faltar en casa. Puede utilizarse en polvo o como pomada antiséptica.

No tiene un olor característico y su principal uso es como astringente ya que cierra los poros de la piel protegiéndola contra los agentes externos que pueden incrementar las heridas o inflamaciones de la piel.

Es un material cristalino, soluble en alcohol, en los ácidos y los álcalis. desde la Antigüedad, ha sido uno de los metales más empleados; los babilonios ya producían aleaciones con él en el siglo III antes de nuestra era, mientras que en el siglo VI era utilizado en China paara fabricar monedas y espejos.

Este metal tiene diferentes aplicaciones, como recubrir piezas de acero para evitar que se oxiden , fabricar piezas de latón o baterias electricas, elaborar componentes electrónicos y crear productos farmacéuticos, así como cosméticos.

 

Para proteger la piel:

  • Para su uso en la piel, se aplica el polvo del óxido de zinc que crea una placa protectora que disminuye la picazón o purito, así como proteger a la piel del roce de la ropa para evitar el ardor.
  • Para los bebes se usa como protector de la piel para el roce con el pañal y así evitar que la piel se irrite.
  • Normalmente las cremas que contienen cinc vienen acompañadas de Vitamina A,D y E, que mejoran aun más la prevención y cuación de las irritaciones en la piel.

En higiene personal:

  • Para la sudoración puedes optar por el óxido de Zinc o por la piedra de alumbre.
  • El polvo de óxido de zinc permite eliminar el mal olor causado por la presencia de bacterias causantes de los malos olores aun en personas con buen aseo.

Como protector solar es más natural y eficaz que muchas de las cremas comunes. claro, se nota una capa blanca sobre la piel, pero algunas cremas protectoras solares de alta graduación también tienen este efecto.

Otros beneficios del óxido de zinc

  • El óxido de zinc es de gran utilidad en diversos campos vinculados a la salud, tal es el caso de la salud bucal. Combinado con un líquido llamado eugenol, así como otras sustancias (estabelita, subcarbonato de bismuto, sulfato de bario o borato de sodio anhídrido), produce un cemento adhesivo que no es rechazado por el organismo y que puede colocarse sobre la pulpa, que es la parte interna y blanda del diente, para cubrir las perforaciones generadas en endodoncias.

 

  • También existen procesos en que se utiliza óxido de zinc para eliminar arrugas. Uno de estos procesos es la microdermoabrasión o lunch peeling, un tratamiento estético que consiste en la eliminación de surcos poco profundos. A través de este método, la piel es “pulida” con sales de óxido de zinc, obligándola a regenerarse y a borrar las líneas de expresión. El proceso debe acompañarse de buena hidratación con cremas con colágeno.

Los beneficios del óxido de zinc abarcan distintos aspectos de la vida cotidiana, por lo que puede considerarse valioso aliado del arreglo personal.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *