Germen de Trigo

 

El germen de trigo es la parte más nutritiva del grano de trigo que se utiliza como complemento idóneo para mantener el equilibrio nutricional.

Mantener el cuerpo tonificado, libre de grasa y de enfermedades no es un reto inalcanzable, porque a través de tu alimentación puedes mejorar el funcionamiento del organismo y la apariencia.

Nutriologos apuntan que el germen es la parte del trigo que tiene más  nutrientes al ser una fuente importante de proteínas, minerales y vitamina E. Te ayuda a regenerar los tejidos, a mantener tus músculos en perfectas condiciones y una buena salud cardiovascular.

Además, por su alto contenido en ácido linoleico favorece la correcta asimilación de grasas, azucares y proteínas es decir, te ayuda a quemar la grasa que se encuentra alrededor de la cintura.

Sus propiedades.

  1. Recomendado en el cansancio intelectual.
  2. Eficaz como preventivo de la arteriosclerosis por si aporte de vitamina E.
  3. Ayuda en trastornos digestivos.´
  4. Previene la acumulación de colesterol en las arterias por su alto contenido en fosfolípidos.
  5. Ideal en embarazo, lactancia, crecimiento y estados post-operatorios.
  6. Es un liado de la belleza del cabello, uñas y piel por su aporte en zinc y vitamina B.
  7. El germen de trigo reduce los azucares de la sangre por su aporte en magnesio y vitamina F.
  8. Su riqueza en fibra lo convierte en un gran aliado para lograr un buen equilibrio de azúcar en la sangre y  disfrutar de una buena salud intestinal.
  9. Los ácidos grasos esenciales contenidos en el germen de trigo ayudan a disminuir la presión arterial alta y elevan el estado de ánimo.

Gracias a su aporte en vitamina E neutraliza los “radicales libres” evitando el envejecimiento prematuro.

Tomar una cucharada al día proporciona la cantidad recomendada de omega 3.

Las proporciones de los nutrientes del germen de trigo pueden variar según el tipo y la  cantidad del alimento, además de otros factores que pueden intervenir en la modificación de sus nutrientes.

El informe nutricional del germen de trigo:

  • El alto porcentaje en proteínas e hidratos de carbono del germen de trigo lo convierten en un complemento magnífico para el organismo desde la edad infantil a la ancianidad.
  • Su contenido en Vitamina E, impide la destrucción en el organismo de vitamina A y es indispensable para los músculos, paredes de los vasos sanguíneos y el músculo cardiaco.
  • Tiene un aporte de vitamina F que equilibra el organismo facilitando la asimilación de las grasas, azúcares y proteínas.
  • También ofrece vitaminas del grupo B, principalmente B1, B2 y B6.

Por todo ello, el germen de trigo “Es un complemento idóneo, que merece ser incorporado en tu dieta”

 

Esta entrada fue publicada en Tratamientos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *