La cola de caballo

Planta clásica de la fitoterapia, posee un gran poder desintoxicante por su efecto diurético, que es de la forma en la que todos conocemos esta planta, pero la cola de caballo tiene otras propiedades muy interesantes que hacen que sea una planta con muchas propiedades.

 

Su mejor virtud es que trabaja y actúa en todo el organismo, independientemente del uso predeterminado para la que la utilicemos, es una planta holística y reequilibra todo el organismo.

 

Tiene una gran concentración de sales minerales que se asimilan muy bien por el organismo, esta planta, que junto a las sales, tiene un buen equilibrio con flavonoides, saponosidos y alcaloides que hacen que sea tan fácil su asimilación.

 

Empezamos destacando su gran poder remineralizante, por lo que lo tendremos muy en cuenta en procesos degenerativos y sobre todo para prevenirlos, protege el sistema conjuntivo actuando como regenerador y antiinflamatorio, en tendiditis y artritis entre otros.

 

Es rica en silicio, beneficioso para la piel, el pelo, las uñas, tejido conjuntivo y musculatura en general. Para los niños en periodo de crecimiento, también es un buen aliado ayudando a su correcta salud corporal.

Entre otros minerales podemos encontrar, hierro, potasio, sílice y manganeso, si utilizamos la cola de caballo como protector del sistema musculo esquelético, la dosis debe ser pequeña, ya que al tener un gran poder diurético, tomaremos la mitad de la dosis que tomaríamos si la quisiéramos para depurar.

 

Si tenemos colesterol, nos va ayudar a mantenerlo constante. Si estamos adelgazando, la cola de caballo nos proporciona minerales, ayuda a eliminar líquidos y controla la grasa en nuestro organismo para que este la elimine por la orina o las heces. Si la queremos utilizar para desintoxicar el organismo, eliminar líquidos y adelgazar la tomaremos durante un periodo corto de tiempo haciendo descansos y vigilando la tensión arterial.

 

Tiene propiedades hemostáticas y anticoagulantes, además de proteger la elasticidad de arterias y venas por lo que nos va a ir muy bien para mejorar la circulación sanguínea y venosa.

 

 

Otra propiedad de la cola de caballo es que nos ayuda a controlar el sudor, podemos hacer una infusión y aplicar luego en pies, axilas. Para los cabellos grasos aclarar el pelo con una infusión de cola de caballo con romero, nos proporcionara brillo a el pelo y controlaran el exceso de sebo y caspa.

 

En heridas abiertas podemos aplicar la cola de caballo para ayudar en la cicatrización.

No se le conocen contraindicaciones pero si se sufre de estreñimiento es mejor tomar dosis muy pequeñas de cola de caballo pues es un poco astringente. En las dosis justas es una planta que nos proporciona vitalidad, nos depura, remineraliza, controla el colesterol y nos mejora la circulación sanguínea.

 

 

Esta entrada fue publicada en Conceptos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *