La importancia de las hormonas en estética

El sistema endocrino, es el encargado de la fabricación, distribución y función de las hormonas en nuestro organismo. Las hormonas trabajan en pequeñas cantidades y son las encargadas de las reacciones bioquímicas de nuestro organismo, para su función y la vida, regulan el metabolismo, mientras que el sistema hormonal está regulado por el sistema nervioso.

Sus funciones son muy diferentes y afectan a todo el organismo, entre ellas está el crecimiento de huesos y músculos, el color de la piel, nos pone en alerta cuando tenemos miedo, regula los ciclos de sueño, nos ayuda a controlar el peso y los estados de ánimo, por lo tanto, una buena salud del sistema hormonal, ayuda a tener una salud general estupenda.

Las principales glándulas endocrinas son: la hipófisis, el tiroides, el paratiroides, páncreas, corteza suprarrenal, médula, ovarios, testículos, la glándula perineal, el riñón y el timo. Todo ello con dos directores de orquesta: el tálamo y el hipotálamo, que están pendientes de todas ellas y se ocupan de que el funcionamiento del sistema hormonal este bien coordinado.

Las esteticistas tenemos que tener en cuenta, que cualquier alteración en el sistema hormonal, puede dar una alteración estética como la celulitis, la obesidad mórbida, la alopecia, el exceso de vello, la fragilidad de las uñas, la piel muy seca y la caspa entre otras. Todas estas se pueden dar por un mal funcionamiento del sistema hormonal.

La glándula hipófisis es la más importante, ya que regula el funcionamiento de todas las demás. El tiroides es el encargado de fabricar la hormona tiroidea la cual está ligada con la oxigenación y nutrición de nuestro organismo, un exceso o déficit de esta hormona, hará que los nutrientes de los alimentos no se procesen adecuadamente y conlleve a estar muy gordo o muy delgado.

La glándula suprarrenal es la encargada de la adrenalina y noradrenalina, las gónadas (testículos y ovarios) son los encargados de las hormonas sexuales y por lo tanto del vello corporal tanto de su carencia como de su  exceso.

No nos cuesta nada recomendar a nuestros clientes que se realicen un análisis de sangre para que les mire el funcionamiento hormonal, cuando presenten algún cuadro estético de manera muy drástica de un día para otro como dificultad para dormir, perdida de pelo, sequedad de las uñas y la piel de este modo nosotras trabajaremos mejor y con más información. Y sobre todo con un buen tratamiento médico los resultados estéticos son más favorables.

 

 

Esta entrada fue publicada en Conceptos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *