La raíz de Ashwagandha

pla

La ashwagandha somnífera es una planta del Himalaya. Es muy conocida porque es muy eficaz a la hora de combatir el estrés o el insomnio.

Esta planta se utiliza hace millones de años en medicina Ayurveda, es un “adaptógeno”, osea que es capaz de equilibrar el organismo. Optimiza las glándulas suprarrenales y mejora la respuesta ante el estrés.

La ashwagandha también ayuda a aumentar rendimiento tanto físico como mental , tiene un efecto muy similar al del ginseng, por eso cada vez son más los deportistas que la usan.

Además, aunque menos conocido, tiene un efecto anabólico, ayuda al aumento de niveles de testosterona, la hormona necesaria para la correcta recuperación y mantenimiento de la masa muscular.

Esta planta es segura siempre y cuando se tome de forma oral respetando la dosis y los tiempos de descanso. Si no se respetan estos aspectos, a largo plazo puede ocasionar problemas de salud como la diarrea o el vómito.

Cuando evitar tomar ashwagandha:

  • Durante el embarazo, puede causar el aborto.
  • Con úlcera estomacal.
  • Consultar con el médico si se está bajo algún tratamiento, sobre todo si son sedantes o inmunopresores.

La ashwagandha tiene un sabor muy intenso por lo que lo recomiendan beber con algún tipo de bebida dulce para así poder contrarrestar la intensidad.

 

Esta entrada fue publicada en Conceptos. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.