La semilla del albaricoque

fruits-374750_640

Hay numerosos semillas diferentes, de tamaños, formas y colores. Las plantas requieren de mucho tiempo para poder producir las semillas llenándolas con vitaminas, minerales, proteínas, aceites y encimas inactivas.

Para poder obtener los nutrientes de las semillas lo mejor es que nos las comamos crudas. Una vez expuestas al calor, las vitaminas los minerales y los aceites esenciales se desnaturalizan, hace que pierda parte de sus nutrientes.

Los huesos del albaricoque son muy nutritivos como la mayoría de los frutos secos y las semillas. Uno de los nutrientes que contienen es la vitamina B17. Ataca las células cancerígenas ayudando a evitar la metástasis. La vitamina B17 está presente en muchos alimentos pero la mayoría de ellos han desaparecido de las dietas occidentales.  Mientras que todas aquellas personas que las consumen han demostrado tasas de cáncer mucho menores.

Esta entrada fue publicada en Conceptos, nutricion. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.