¿Que pasa cuando dejas de comer pan?

bread-76544_1280

 

Ahora al pasar las navidades, muchas personas son las que se comprometen a comer mejor o a ponerse a dieta, ¿y que es lo primero que hacen? quitarse el pan.

A lo que yo creo que es un error ya que la mayor parte de los nutrientes incluso los que tiene el pan, son necesarios para nuestro organismo, todo dependerá de la cantidad que comas.

¿Quieres saber que le pasa a tu cuerpo si eliminas el pan de la dieta?

  1. Puedes tener el síndrome de la gripe de los carbos: al dejar los carbohidratos puedes sentirte cansada y presentar la misma sintomatología que al tener una gripe común ya que tu cuerpo nota de forma inmediata el cambio.
  2. El corazón se resiente: eliminar los carbohidratos de golpe no siempre disminuye los problemas cardiacos. En algunos casos puedes tener pequeños cambios de ritmos cardiacos, sobre todo mientras el cuerpo se va acostumbrando al cambio.
  3. Se pierde peso en agua: cuando eliminas los carbohidratos lo primero que se elimina del cuerpo es el agua, por eso verás que enseguida pierdes peso, pero es un peso que enseguida se vuelve a recuperar.
  4. Se puede estar más temperamental: cuando se pasa hambre la persona puede llegar a estar temperamental, aunque no lo creas los carbohidratos incrementan los niveles de actividad cerebral.
  5. La energía disminuye: el pan aporta una gran cantidad de azúcar y los granos que algunos panes tienen, aportan magnesio, vitamina B que son muy importantes para mantener el nivel de energía.

Tenemos que tener cuidado, y saber que dejar de comer algo no siempre es la solución, lo mejor sería controlar las cantidades que ingerimos pero no eliminarlo directamente.

Podemos tener más cuidado y vigilar el pan que comemos por ejemplo en vez de comprar pan blanco, podemos comprar pan integral, y lo mismo con el azúcar, puedes tomarlo consumiendo frutas y no dulces.

Siempre que se comience una dieta debes visitar y ser vigilado por un especialista, no debes nunca aventurarte por tu cuenta.

Esta entrada fue publicada en nutricion. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.