Semilla de lino

 

El lino dorado proviene de la planta de lino, una planta cultivada hace más de cinco siglos con la que se fabrica el famoso tejido de lino, extraído de los tallos de la planta.

Sus semillas saben a nuez y han sido utilizadas desde la antigüedad para la elaboración de productos de panadería  y  dulces.

Las semillas de lino son un aliado de primera para adelgazar, ya que son ricas en fibra y, por tanto, saciantes. Ademas de ayudar a controlar el apetito, también es una alternativa natural para eliminar las toxinas del organismo, el exceso de líquidos y regular el tránsito intestinal.

Propiedades de las semillas de lino

  1. Los nutrientes de las semillas de lino ejercen un efecto depurativo.
  2. Gracias a su contenido en fibra y ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6, ayudan a mantener controlados los niveles de colesterol y triglicéridos.
  3. Contienen vitaminas del grupo B y E, minerales, hierro , aminoácidos y enzimas digestivas.
  4. Su consumo favorece la absorción de las vitaminas, ayudando a mejorar la salud de la piel.
  5. Ayudan a controlar la diabetes, la tensión arterial.
  6. Favorece el correcto funcionamiento del corazón y del sistema muscular.

Beneficios:

  • Favorece la digestión.
  • Previene el extreñimiento.
  • Elimina toxinas.
  • Previene el cáncer.
  • Controla el colesterol.
  • Controla el peso.

Puedes encontrarlas en granos enteros, molidas, en forma de harina, o como aceite de linaza.

Recuerda no utilizarlas si tienes problemas de colón irritable ya que puede agravar sus síntomas.

Esta entrada fue publicada en Conceptos, nutricion y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *