Sobre la utilización de la parafina en cosmética

La parafina es un residuo que queda del refinado del petróleo.

En estética se empezó a utilizar como mascarilla tanto facial como corporal, y de hecho, en algunos centros todavía se sigue utilizando de este modo.

La parafina caliente nos permite trabajar con ella mientras realizamos un masaje, de este modo, impregnamos todo el cuerpo con la parafina haciendo una capa fina o gruesa (según queramos) y debajo el cuerpo suda, eliminando toxinas, dilatando los poros y dejando la piel preparada para que después de retirar la capa de parafina podamos realizar un masaje profundo con la crema que deseemos, ya que su penetración será mucho más fácil y efectiva.

También podemos aplicar una crema hidratante o nutritiva y después de ella aplicar una capa de parafina para que se dilaten los poros y la crema penetre muchísimo mejor.

La utilización de la parafina de este ultimo modo se aplicará sobre todo en pieles deshidratadas desvitalizadas, desnutridas, envejecidas… y la utilización de la parafina según hemos visto en el primer caso lo haremos en tratamientos liporeductores, anti celulíticos, detox… ya que desintoxicamos el cuerpo haciéndolo sudar y nos ayuda  en el tratamiento.

La parafina también es muy útil en manicuras y pedicuras, después de masajear manos y pies con una buena crema se aplica la parafina y nos ayuda a hidratar y nutrir las manos y los pies más castigados.

Otro uso común de la parafina es en fisioterapia, o para hacer masajes de recuperación muscular. Se coloca la parafina caliente encima del musculo que este dañado, con el calor de la parafina se relaja y con la relajación se mitiga el dolor.

En estética estas parafinas se han enriquecido con principios activos específicos, como pueden ser el aloe vera, la rosa mosqueta o las algas, que además de poner la parafina en nuestro cuerpo incrementan la acción específica de la misma. Por ejemplo, para una piel muy seca y desvitalizada podemos aplicar parafina con rosa mosqueta que además de ayudarnos en la absorción de la crema, la nutrición y la hidratación de la piel tenemos la rosa mosqueta que regenera, estimula y trata más profundamente la piel.

Para tratamientos liporeductores utilizaremos las parafinas con algas y para pieles con eczema o problemas de piel la parafina con aloe vera.

 

Esta entrada fue publicada en Conceptos, Nuestros productos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *