Uso del veneno de abeja en cosmética

La utilización del veneno de abeja en la medicina natural o alternativa, es altamente conocido por sus propiedades, sobre todo en lo que afecta a enfermedades reumáticas, hernias discales, artrosis, dolores de espalda etc.

 

Este fue un descubrimiento de un acupuntor-apicultor que se dio cuenta que los apicultores no tenían este tipo de enfermedades o problemas, entonces y por casualidad aplico en un punto concreto de acupuntura el veneno de la abeja mejorando el problema que padecía él mismo en ese momento, este acupuntor en los años 80-90 tenía grandes colas de enfermos a las puertas de su consulta por la gran eficacia de su tratamiento.

 

A esta técnica se la denomina apiterapia. En cosmética se le considera el botox natural, pero no por que llegue al musculo dejándolo quieto y sin movilidad (cosa que una crema no puede realizar) sino porque al aplicarse sobre la piel produce una irritación de la misma, haciendo que nuestro organismo reaccione con una inflamación local, aumentando el aporte de sangre y de oxigeno al inflamarse localmente la piel se estira aumenta de tamaño y de este modo visualmente se ve la piel tersa y sin arrugas.

 

Por lo tanto, la utilización de este tipo de cremas tiene que ser para algo puntual y esporádico. Debemos considerar los perjuicios que provocaría tener siempre a nuestro cuerpo con las defensas en guardia para calmar una zona siempre irritada, con nuestros niveles de cortisona alterados etc. También debemos tener en cuenta que tampoco se nos asegura que la utilización continuada de este tipo de cremas vaya a quitarnos las arrugas y dejarnos la piel tersa y suave, ya que es un efecto pasajero, mientras dura la inflamación.

 

Obviamente, estamos hablando de un producto que no debe de ser utilizado por aquellas personas que tengan alergia a la picadura de abejas ya que esto puede ocasionarles reacciones adversas.

 

Tenemos que recomendar a nuestros clientes cremas que les proporcionen humedad y grasa, que la sensación de tersura sea producida por una buena hidratación local, que no tomen el sol en exceso, que beban mucha agua, que no adelgacen bruscamente, que utilicen cremas y aceites todos los días, que se realicen higienes faciales con regularidad y que se cuiden la piel con vitaminas, ácido hialuronico etc.  Que cremas con veneno de abeja se la pongan para cuando tienen que ir a algún acontecimiento, un evento o algo puntual, que el cuidado de su piel sea diario.

 

Veneno de abeja cosmetica

Esta entrada fue publicada en Conceptos, Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *