La camomila

La camomila es una de las hierbas medicinales más seguras que existen, ya que tiene efectos relajantes que alivian muchas condiciones como el estrés y los dolores menstruales. Es una hierba que se toma en forma de té aunque también puede aparecer en cremas reparadoras y suplementos nutricionales.

Existen dos tipos de camomila la Alemana y la Romana, y la primera, es la que más se usa.

¿Para qué se usa la camomila?

Se utiliza para tratar la irritación de las mejillas con los resfriados, en heridas que se curan despacio, inflamación de encías, psoriasis, patas de gallo…

  • Promueve la relajación general y alivia el estrés.
  • Es una ayuda en aquellas personas que sufren de insomnio.
  • Trata problemas gastrointestinales como la diverticulosis y el intestino irritable.
  • Puede aliviar la nausea, el gas intestinal y la acidez.
  • Alivia los sarpullidos incluyendo el eczema, quemaduras leves y quemaduras del sol.
  • Trata inflamaciones e infecciones en los ojos.
  • Ayuda a curar úlceras en la boca.

 

Esta entrada fue publicada en Conceptos. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.