Como aplicar un exfoliante corporal

La exfoliación consiste en la eliminación de las células muertas por medio de cremas y productos exfoliantes , aunque debemos saber que nuestra piel por si sola lo hace una vez al mes pero, a medida que vamos haciéndonos mayores este proceso va haciéndose más lento. Lo que hace, que las células muertas se queden en la superficie obstruyendo e crecimiento de las células nuevas.

Los exfoliantes corporales ayudan a favorecer la regeneración celular de la piel, a renovarla por completo  y a eliminar todas las células que han envejecido.

Debemos aplicar estos productos al menos una vez por semana para mantener nuestra piel más limpia, radiante y suave.

¿Cómo aplicarlo?

  1. Una buena exfoliación corporal ayuda a eliminar las células muertas y limpiar en profundidad la piel del abdomen, las piernas, glúteos y brazos. A la hora de realizarla debemos tener en cuenta que el cuerpo no es igual que el rostro y por eso debemos comprar el producto determinado para ello.
  2. Para exfoliar el cuerpo, es recomendable hacerlo con la piel húmeda, por lo que es recomendable hacerlo en el momento de la ducha para proteger la estructura natural de la piel y evitar que aparezcan irritaciones. Puedes utilizar un guante de crin para obtener mejores resultados y además combatir contra la antiestética celulitis.
  3. Para aplicar el exfoliante corporal, vierte un poco de producto en la mano y aplícalo sobre la zona a tratar. Extiéndelo haciendo movimientos circulares suaves para eliminar las células muertas y estimular la circulación sanguínea.
  4. Evita exfoliar las zonas más delicadas del cuerpo como los senos, el escote e incide en aquellas áreas que son más ásperas como los tobillos, las rodillas o los codos. En las partes en las que es más visible la piel de naranja, después de la exfoliación la piel absorbe mucho mejor los nutrientes.
  5. La exfoliación debemos realizarla entre una o dos veces por semana. En pieles secas se aconseja una mientras que en pieles grasas puede realizarse hasta dos veces en la misma semana.

 

Si te ha interesado nuestro artículo de la semana puedes leer uno de nuestros anteriores post de los factores externos que más perjudican nuestra piel pinchando aquí.

Publicado en Nuestros productos, Tratamientos |

¿Qué sabes sobre los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son extractos de plantas, que sirven para aliviar muchos trastornos y problemas estéticos.

A muchas personas se les pregunta y suelen decirte que les gustan porque vertiendo unas solas gotitas en un difusor,  dejan una agradable fragancia en todo el ambiente. Pero debemos saber que no solo para eso están los aceites esenciales, que no son simplemente perfumes sino que también sirven como remedios naturales que si se usan de manera correcta pueden llegar a influir tanto en el sistema nervioso como en el resto de funciones del organismo, contribuyendo a aliviar distintos trastornos y problemas estéticos.

Este es uno de los motivos por los que debemos tener especial cuidado a la hora de usarlos especialmente cuando se esta esperando un bebe.

¿Cómo actúan en nuestro organismo?

Los aceites esenciales son unas mezclas complejas de sustancias fitoquímicas que se extraen de las plantas, concretamente de algunas partes como las hojas, los frutos, las cortezas, las raíces.

Están compuestos de sustancias que se encuentran en la propia piel, de bajo peso molecular, características que hacen que el aceite esencial logre penetrar fácilmente en la epidermis, hasta alcanzar la dermis, desde donde, en poco tiempo, entrará en circulación en el sistema linfático y sanguíneo hasta llegar a los órganos.

Una vez en su destino, el aceite esencial  es bioactivador, lo que significa que estimula las funciones naturales del cuerpo.

Además es selectivo ya que solo actúa donde es necesario, llevando a cabo diferentes funciones, como puede ser la función antibacteriana, espasmódica, expectorante, sedante o anestésica.

¿Cómo usarlos adecuadamente?

  • Aceites vegetales: los aceites como el de jojoba, almendras dulces, oliva, avellana… suelen usarse para dar masajes y friegas. La cantidad estándar es un mililitro de aceite esencial diluido en 1000ml de aceite de masaje.
  • Cremas de base neutra: puedes utilizar tu crema neutra de siempre, diluyendo de 20 a 30 gotas de l aceite esencial en 100ml de producto.
  • Arcilla: para elaborar  mascarillas faciales o capilares debes poner de 2 a 3 gotas de aceite esencial por cada cucharada en polvo y mezclar con agua.

 

Publicado en Nuestros productos, Tratamientos |