Beneficios de tomar una infusión después de comer

Como ya sabemos el seguir una alimentación saludable es imprescindible par tener una buena salud, no obstante es de gran importancia educarnos y prepararnos para vivir de la manera más natural posible, para evitar la sobre carga de toxinas en órganos vitales como puede ser el hígado y los riñones.

Uno de los mejores remedios, son las plantas medicinales, que usadas de una forma adecuada suponen una herramienta eficaz para promover la salud y el bienestar.

Tenemos que saber que aunque se trate de plantas totalmente naturales deben siempre respetarse las cantidades y formas recomendadas de uso ya que no están extensas de tener efectos secundarios.

Una de las mejores formas de consumirse, es en infusión y uno de los mejores momentos es tras la comida ya que nos aportará múltiples beneficios entre los que podemos destacar la saciedad del apetito y una mejor digestión.

Si después de comer, nos quedamos con sensación de hambre y queremos ver saciado nuestro apetito, bastará con tomar una infusión bien caliente, podemos hacerlo después de tomar una fruta, o bien sustituirla.

Las infusiones tras la comida permiten mejorar la digestión, haciéndola más rápida y más fácil de sobrellevar.

En este caso una infusión, será muy beneficiosa para aquellas personas que tengan algún tipo de problema gástrico o intestinal, ya que van a poder prevenir los trastornos que pudieran aparecer durante el proceso de la digestión.

Las infusiones más recomendadas de tomar después de las comidas son:

  • Hierba luisa
  • Boldo
  • Hinojo
  • Manzanilla

El uso después de las comidas de estas infusiones no quiere decir que sirvan también a la hora de hablar de los tés, un té no se recomienda tomar justo después de comer ya que aveces interfiere y no deja absorber algunos de los nutrientes como  las proteínas, minerales y vitaminas.

El té es mejor tomarlo a media un ratito después de haber merendado 🙂

 

 

Publicado en Sin categoría |

Como hacer un automasaje para las piernas cargadas

Es muy común que al llegar la noche, nos encontremos con las piernas algo cargadas, es una molestia que suele tener el origen en una inadecuada dieta o en la retención de excesivos líquidos. Esto suele ser más común en las mujeres que en los hombres.

¿Cómo hacer el automasaje?

Este automasaje para las piernas cansadas no tiene porque durar más de 15 minutos por cada pierna, y se recomienda usar una crema de efecto frío para conseguir una buena lubricación y un efecto relajante.

El masaje se deberá realizarse en sentido ascendente, porque así se mejora la circulación de la sangre, ya que si pasas la mayor parte del tiempo de pie, la sangre tiende a acumularse en la parte inferior de las piernas, haciendo que la vuelta de la sangre hacía el corazón sea más complicado.

Debemos hacer el masaje ejerciendo tal fuerza que notemos una ligera tensión en la zona, sin pasarse, nunca ha de resultar dolorosa.

Realizaremos tres movimientos básicos:

  • Amasamientos.
  • Deslizamientos.
  • Reabsorciones.

Amasamientos: masajearemos los músculos como si fueran masa.

Deslizamientos: Empujaremos los músculos hacía arriba con la ayuda de la palma de las manos.

Reabsorción: Apretaremos los músculos de la pierna de una manera global y tiraremos en sentido ascendente ejerciendo presión.

Lo mejor sería comenzar el masaje por las piernas con unos deslizamientos alternándolos con amasamientos. Las reabsorciones las reservaremos para finalizar.

Para que la recuperación sea óptima se recomienda completar el trabajo con una serie de estiramientos. 🙂 .

 

 

Publicado en Nuestros productos, Tratamientos |