¿Qué es y para qué sirve la curcuma?

La cúrcuma es una especia que se utiliza mucho en la India  y el sudeste asiático que es de donde procede la planta.

En gastronomía y medicina lleva usándose más de cuatro mil años.

La cúrcuma puede ser utilizada para muchas dolencias como por ejemplo:

  • Problemas de estómago: al igual que ocurre con otras especias picantes, la cúrcuma es una buena aliada para algunos trastornos digestivos, ya que estimula la secreción y ayuda a la digestión. La recomiendan a personas con disepsia, falta de apetito, gastritis o digestión lenta. Sus principios activos, ayudan a producir más jugos gástricos y pancreáticos ayudando a equilibrar el PH de estos órganos.
  • Evitar la flatulencia: la cúrcuma, al ser carminativa, ayuda a eliminar los gases que se alojan en el intestino. Lo aconsejan para evitar los cólicos intestinales, la flatulencia y la atonía estomacal.
  • En problemas hepáticos: la cúrcuma ayuda a proteger las funciones del hígado. También posee otras sustancias muy buenas para el hígado ya que ayuda a  eliminar las piedras en la vesícula biliar, es antiinflamatoria, favorece el drenaje hepático y es eficaz para poder digerir mejor las comidas copiosas.
  • Algunos tipos de cáncer: numerosas investigaciones demuestran que la cúrcuma contiene 10 compuestos anticancerígenos, y sirve en algunos casos de cáncer de mama, de duodeno, de piel  y de colon. Ayuda a superar los efectos secundarios que tienen los medicamentos contra esta enfermedad.
  • En artritis reumatoide y síndrome del túnel carpiano: Esto se debe a sus propiedades antiinflamatorias, es un gran aliado en pacientes que sufren reuma, artritis y síndrome del túnel carpiano en  la muñeca.
  • Para proteger el corazón: Numerosas investigaciones han demostrado que consumir cúrcuma ayuda en la salud cardiovascular, además sirve para reducir el colesterol y los triglicéridos en la sangre de manera natural.
  • Para aumentar la inmunidad: Tiene la capacidad de incrementar la capacidad inmune del cuerpo gracias a varios nutrientes que contiene. Esta recomendado para personas que tienen bajas las defensas.
  • En problemas respiratorios: En Asia suelen utilizar esta especia para tratar la bronquitis de forma natural por sus propiedades antiinflamatorias.
  • Para proteger al organismo de los radicales libres: esta especia ayuda a eliminar los efectos nocivos que causan los llamados “radicales libres”.
  • En problemas para la piel: la cúrcuma es muy buena para combatir los hongos y el pie de atleta, además para la psoriasis.
Publicado en Conceptos, nutricion |

Cómo evitar la retención de líquidos

Retener líquidos es un problema bastante habitual y especialmente suele suceder más en mujeres.

Es un problema que puede tener origen en problemas internos como un problema hormonal, o un fallo en el sistema renal, pero lo más habitual es que esté causado por hábitos alimenticios inadecuados.

Causas y síntomas

Quitando los casos en los que la retención es causada por problemas internos, las causas suelen darse por malos hábitos alimenticios y una vida sedentaria.

Este trastorno suele agravarse en verano a causa del calor que hace que suframos una mayor deshidratación y sudoración, donde el cuerpo entra en modo reserva y acumula la mayor cantidad posible de líquidos.

Esta acumulación de líquidos puede hacer que repentinamente subamos de peso entre los 2 – 4 kg, sensación de pesadez, hinchazón de pies y manos y la aparición de celulitis.

Como prevenir la retención de líquidos

  • Menos sal y más potasio. La sal es un mineral que provoca retención de líquidos, por lo que debemos consumir lo mínimo posible. El potasio, contrarresta de forma natural el efecto retenedor por lo que se recomienda alimentos que lo contengan como puede ser el plátano, las acelgas, el aguacate…
  • Beber 2 litros de agua diarios.  Beber poca agua agrava el problema ya que retienes los líquidos en forma de reserva.
  • Practicar ejercicio. El no practicar nada de ejercicio esta reñido con la circulación, por lo que se recomienda un estilo de vida activo con la práctica de deporte.
  • Evitar las prendas ajustadas. Si te pones prendas demasiado ajustadas el problema de circulación puede verse más afectado.

Alimentos diuréticos

Se recomienda añadir a la dieta alimentos con efecto drenante natural, como la piña, el hinojo, la alcachofa y el té verde.

 

 

Publicado en nutricion |