El pepino y la piel

pepinos

El pepino es es uno de los mejores remedios para el cuidado de la piel, aporta vitamina C, vitamina E y aceites esenciales.

El pepino aporta todos sus aceites e hidratación, necesarios para suavizar y rehidratar la piel. Las mascarillas de pepino se han usado desde siempre ya que ayudan a mejorar su aspecto , devolviendo toda la frescura y textura que va perdiendo debido al paso de tiempo.

Es muy adecuado para tratar las quemaduras solares, ya que hidrata y repara la piel.

La aplicación del pepino en los rostros juveniles con acné, ayudan a mejorar su aspecto.

El pepino siempre a sido valorado en cosmética porque rejuvenece y ayuda a desinflamar la piel, se considera que es un alimento con propiedades astringentes, refrescantes, antiinflamatorias además de muy buena y eficaz para las pieles grasas.

A continuación os damos la receta de una mascarilla facial de pepino, muy buena para quitar las arrugas que suelen salirnos con el paso del tiempo.

INGREDIENTES:

  • Dos pepinos cortados a rodajas
  • Medio vaso de crema de leche batida
  • 1 Cucharadita de miel
  • 1 Cucharadita de lodo

PREPARACIÓN:

Coger un bol y verter todos los ingredientes, a continuación batimos con la batidora hasta que quede bien mezclado.

Dejaremos enfriar durante aproximadamente 30 minutos en la nevera.

Por último limpiamos bien el rostro y el cuello con limón y sin secar aplicamos la mascarilla y la dejamos actuar durante una hora y media.

Para retirarla, podemos limpiarnos con crema de leche batida, aplicandola con frotes circulares dejando secar al aire.

Publicado en Conceptos, Tratamientos |

Grasas insaturadas

frutos secos, insaturados

Las grasas siempre han sido una alimento al que le han puesto muy mala fama, pero no debemos temerlas ya que en cierta medida es un alimento que nuestro organismo precisa para su buen funcionamiento.

Existen unas grasas buenas, a las que llamamos grasas insaturadas, que nos ayudan a reducir el colesterol en sangre.

Las grasas y los hidratos de carbono son las principales fuentes de energía de nuestro organismo y hacen posible que las vitaminas A, E, D y K lleguen a las células.

Existen dos tipos de grasas insaturadas

Monoinsaturadas: este tipo de grasa es que lleva el aceite de oliva, el de canola, las olivas, los frutos secos como los pistachos, las almendras y las avellanas.

Poliinsaturadas: este tip ode aceite está en el aceite del pescado, azafrán, girasol, maíz y en la soja. A su vez las insaturadas se dividen en distintas clases como la omega 3 y la omega 6.

Publicado en Conceptos, nutricion |